Archivo mensual: mayo 2012

Camino hacia un nuevo liderazgo “institucional” o Bankia o la metáfora del crash sociopolítico español

Entre el rescate a Bankia (23.000 millones de euros, por ahora) y la deuda del Ayuntamiento de Madrid (4.600 millones de eurores, por ahora), lo que tenemos no, es un gran desastre financiero, sino la crisis de un modo de entender la política como gestión partidaria y centralizada del conflicto: http://economia.elpais.com/economia/2012/05/25/actualidad/1337956397_726943.html

En Madrid (incluida su Comunidad Autónoma), residen el mayor número tecnócratas políticos y financieros por metro cuadrado de todo el Estado, y en este pequeño territorio donde yo nací, se concentra el mayor porcentaje de estupidez política jamás visto.
Conclusión o se cambia el modelo (y esto no sólo significa poner fin a la partitocracia de un sólo partido, sino al modelo en el cual se incluye la forma de entender la política del PP y del PSOE, así como del resto de partidos que apoyan el sistema de “forma indirecta”: “geometría variable”), o no sólo habrá que rescatar bancos, empresas, sector público, también familias e individuos que ha sido abandonados a su suerte por parte de todos los poderes que han construido esta sociedad caduca.

Dejamos en el aire el cómo provocar esta nueva reorientación sociopolítica. Lo que sí tenemos claro es que la apuesta pasa por reforzar al ciudadano y su papel en las instituciones, o lo que es lo mismo, acometer la tarea colectiva de crear un liderazgo “institucional” (cap. 11, pp. 455 y ss.: http://eixoatlantico.com/eixo/sites/default/files/Retos%20de%20la%20accion.pdf).

Por que como les insisten los capellanes castrenses a sus cadetes a lo largo de la formación militar, hasta dios necesita líderes.

 

Para nuestras sociedades politeístas, los líderes son cada uno de los ciudadanos y el ejercicio del liderazgo efectivo la capacidad para convertir las instituciones comunes en instrumentos de mediación y solución de conflictos colectivos.

¿Fácil no?… si ya lo decían los revolucionarios del XVIII.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría