2013, 10 tendencias socio-político-administrativas para “dummies”

La vida cotidiana en España se ha vuelto tan agresiva que resulta imposible detenerse un minuto al día para pensar si aquello que hacemos tiene sentido.

La tragedia podría representarse desde la óptica de las Ciencias Sociales, y más concretamente desde la Ciencia Política y de la Administración, apenas encontramos unos pequeños ejemplos de prospectiva que merezcan la pena. Los libros publicados entre 2011 y 2012, de mis colegas Carles Ramió, Joan Subirats o Quim Brugué, son un buen ejemplo… aunque insuficiente para conseguir producir un cambio real en el entorno en el que vivo.

A mi modo de ver, la situación es tan grave que tras el desprestigio social de las Ciencias Sociales, llegará la fase de exterminio de los científicos y con ellos de una forma de entender la política, la administración y la sociedad que duraba demasiado (en mi opinión desde los Jurisconsultos romanos)… y claro, este es un terreno abonado para a) las viejas-nuevas religiones basadas en la idea de uno o varios dioses; b) la sublimación de la tecnología (“la inteligencia de las cosas”); c) la degradación de las reglas y contratos sociales-morales del liberalismo; d) la vuelta al individuo, que no al humanismo, y al Estado de Naturaleza sociopolítico.

Muestras de este catastrofista diagnóstico las encontramos en lo que podríamos denominar como la “mercantilización de la acción de gobierno”, representada en diferentes estrategias y anuncios que las grandes empresas nos proponen como metáforas de las bondades de sus productos, ¿o más bien del ideal de ética y moral pública en contraposición a la virtud pública representada por la clase política y las élites sociocorporativas?. Dos buenos ejemplos los encontramos en las campañas del banco ING y de la compañía Coca-Cola.

El primero nos dice que debemos recuperar el espacio para pensar (antes se hacia en las escuelas y el aprendizaje lo orientaban los profesionales de las Ciencias Sociales y Humanidades):

 

El segundo nos confirma qué es la felicidad y cómo conseguirla (originariamente era el Estado el que se encargaba de esta “política pública”):

Tras esta breve y provocadora presentación pasemos a lo que más le interesa a cualquiera que siga las redes sociales en busca de respuestas sociopolíticas (las preguntas ya no son importantes) para los próximos meses del terrible año 2013 que nos acecha:

#10 TENDENCIAS SOCIO-POLÍTICAS-ADMINISTRATIVAS

BLOQUE DEMOCRACIA

#1 El Fin de la Democracia Liberal. Como en estos años hemos conseguido entre todos cargarnos nuestra democracia (la representativa, de la participativa sólo se debate en los ámbitos científicos y en los espacios “freakies” de los barrios), no nos queda otra que reclamar una nueva forma de articulación de los consensos colectivos. Y 2013 va a ser un año de mucha prueba y error entre las instituciones, las élites políticas y socieconómicas y los ciudadanos… ya veremos a dónde llegamos.

#2 ¿Nuevo Contrato Social? El Triunfo del “Juego de Suma Cero”. En este contexto, el reto más importante que tenemos que asumir en el 2013 no es otro que el de reformar (¿romper y re-crear?) las bases del antiguo “contrato social”; aunque entra dentro de las posibilidades que los actores implicados en esta vasta tarea no consigamos ponernos de acuerdo (ejemplos como Grecia y Portugal iluminan este camino), y que por tanto, practiquemos un “juego de suma cero”, con resultados desastrosos para la convivencia ciudadana en la próxima décadas.

#3 ¿Quién quiere a los bienes comunes?. Una vez más las opciones teóricas se encuentran disponibles para que los operadores políticos, sociales, administrativos y económicos, puedan jugar a un juego de cooperación en lugar de al clásico de competición, que nos ha conducido a la necrosis social actual. Los “commons” son parte de la solución al problema, como los fueron los valores postmaterialistas en las décadas pasadas… tan sólo resta que en el 2013 los ilustres y excelentes académicos convenzan  y empoderen a la ciudadanía, para que entre ambos puedan desbordar la partitocracia y el corporativismo.

BLOQUE INSTITUCIONES

#4 Es Cultura Política, Estúpidos!. Gracias a libros como el Leadbeater y Brugué, que encumbran el lenguaje coloquial a categoría científica, podemos decir/nos/vos, que el problema de la calidad democrática, de sus instituciones políticas, tiene que ver con la baja cultura política y administrativa que tenemos los españoles. No es una opinión, sino una constatación empírica (Del Pino, Ramió, Font…). Por lo tanto en 2103, todo esfuerzo que no dirijamos a solucionar este problema de base, no va a suponer más que un parche en la rueda de nuestro sistema político-institucional.

#5 Instituciones versus Organizaciones. ¡Esto se hunde!, parafraseando la fantástica serie británica de humor de los años 70, en el 2013 veremos con desesperación como las Instituciones se convertirán en el escenario de una auténtica fractura social entre élites electas, élites directivas, empleados y sociedad corporativa que los apoya/ba. Es la puntilla a nuestro modelo tardío franquista institucional de la res-pública.

#6 Organizaciones versus personas. La tendencia anterior va a dejar el campo abierto para la “lucha de clases” dentro de las organizaciones. Las cúpulas, los ápices estratégicos se desentenderán de la tecnoestructura, que a su vez intentará salvarse de los ERE públicos, en detrimento de los trabajadores de “cuello azul”. Será el 2013 un año salvaje de lucha entre funcionarios y laborales fijos y entre estos y los indefinidos e interinos; todo ello bajo a atenta mirada de unos ciudadanos que observan en el “ludus” de la “caverna mediática” cómo se desmiembran los empleados públicos.

BLOQUE CIUDADANOS-PERSONAS

#7 El “Feudalismo Institucional”: De Clientes a Vasallos. Ya no somos ni súbditos, tan de moda en las monarquías democráticas europeas del siglo XX. El 2013, consagrará un nuevo “feudalismo institucional”, sociopolítico y empresarial deja un panorama abonado para un nuevo modelo de relaciones laborales y personales en las instituciones públicas basadas en la sumisión y el intercambio primario: yo te protejo, tu me das el diezmo.

#8 “Reseteando” la Ciudadanía: De Ciudadanos a Administrados. Los empleados públicos, los colaboradores en la prestación de servicios públicos, los usuarios de estos bienes públicos, ya no son ciudadanos. Así nos lo había hecho creer una parte de la academia en estas dos últimas década de desarrollo democrático y de bienestar. En 2013 habremos caído en la cuenta de que la conquista de la ciudadanía, sobrepasado el concepto de “administrado” y de “cliente”, ha sido efímera… por lo tanto: ¡vuelva usted mañana!.

#9 ¡Fiat Lux!: Las Personas Humanas. Qué gran imagen la de nuestra folclórica universal Lola Flores en la boda de su hija mayor, cuando ante la avalancha de los curiosos, reclamaba su condición de “persona humana”. Más allá de la anécdota soy de los que opinan que debajo de este tsunami institucional y organizativo público, y tras la retirada de las aguas, los que sobrevivan, van a quedar reforzados. 2013 será el año de las personas, de los profesionales que lucharán por su “vida laboral” tanto como por mantener un modelo social y democrático que unos gobiernos mediocres (de izquierdas y derechas) tratan de destruir. 2013, se convertirá así en el año clave de la crisis donde las personas le repetirán a sus organizaciones un nuevo mantra que sustituya al clásico “hacer más con menos”: “hacer menos pero mejor… y por el bien de los ciudadanos”.

#10 El Ocaso de las Ciencias Sociales, ¡Viva las Ciencias Puras!

Las #9 tendencias anteriores no son más que una excusa para mostrar la fragilidad del pensamiento occidental y la profunda crisis de valores y de modelos que vivimos en Europa, lo que la está conduciendo a nuevas formas de organización sociopolítica indeterminadas… que los científicos sociales no sabemos en qué va a consistir… y si lo sabemos, lo tenemos guardado muy en secreto para poder publicarlo en una revista indexada y convertirnos así en unos excelentes investigadores que logren salvar su trasero en el mediocre mundo de la Universidad pública española… al menos hasta que la privaticen, que … ¡podría ser en el 2013!.

Para poder saber un poco más sobre esta última tendencia, en 2013 habrá que preguntarle a los matemáticos, a los físicos, ingenieros, biólogos, informáticos o desarrolladores de “apps” 😉 … porque, ¿no son ellos los verdaderos científicos?.

Lo que parece quedar claro es que los científicos sociales en 2013, tras años de un esfuerzo brutal por seguir los pasos de la EEES (Bolonia), nos volvemos a la “caverna platónica”, a esperar la muerte social, el olvido y… finalmente el “burofax” con el despido.

¡Qué los dioses (supongo que los tecnológicos) nos pillen confesados!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s