La Constitución Federal brasileña de 1988 (Daniela Alves, USP-UVIGO 2015)

La Constitución Federal brasileña de 1988

El temor a la vuelta atrás y las enmiendas a la Constitución

En este artículo vamos a hacer un pequeño análisis de la Constitución Federal de Brasil de 1988, centrándonos en los derechos fundamentales que salvaguarda y en el proceso de creación de enmiendas.

Pero…¿de dónde viene la idea de “Constitución”?

Según Rousseau es aquella ley “que no se graba ni en mármol ni en bronce, si no en los corazones de los ciudadanos”. Aristoteles también defendía la idea de una ley suprema, superior a las demás que tendría que organizar las tareas de la polis.

En definitiva, es la base que sostiene al Estado, hoy en día todo estado tiene su Constitución. Entonces, el derecho constitucional trata sobre la organización y el funcionamiento del estado, es decir, estudia la carta magna de cada país pues son distintas.

Ahora, aclarando estas ideas básicas, vamos a centrarnos en el caso brasileño pues estamos hablando de la séptima carta magna desde su independencia colonial. Esta Constitución vigente es llamada de Constituição Cidadã” porque es la mas completa, hasta ahora, en el campo de garantizar los derechos de los ciudadanos y del pueblo brasileño.

¿Y esto porqué se dio? Para explicarlo primero tenemos que situarnos en el momento histórico, Brasil había sufrido 20 años de dictadura y sabemos que este tipo de sistemas no son, precisamente, muy defensores de los derechos del ciudadano, al contrario nos reprimen para mantenernos como a un rebaño de ovejas.

Esto bien lo sabemos en España por causa de la Dictadura de Franco, cuantas historias sobre aquella época tiene nuestros padres o abuelos… aquellos años oscuros de represión donde prácticamente no podías ni vestirte de color, todo consistía en seguir lo que mandaban. Pues bien, en este país sucedió lo mismo y claro está, al ver una salida hacia un Estado democrático lo primero en lo que se va a centrar es en recuperar y reconocer los derechos civiles, económicos y culturales.

Como consecuencia de lo vivido, se “rellenó” esta carta magna de tal forma que quedó muy repetitiva e incluye materias atípicas en este tipo de documentos, como el Título VI que habla sobre la fiscalización y el presupuesto, tema que en España se trata por Ley orgánica.

Pero también es cierto que introdujo avances con respecto a las anteriores, en esta se incluyen,como por ejemplo, el derecho al voto para los analfabetos, o el voto facultativo para jóvenes entre 16 y 18 años, las elecciones en dos turnos, el derecho a la huelga, la libertad sindical, etc.

Además de restablecer los derechos respecto a la vida, la liberta, la propiedad ante la ley, también integra una serie de derechos sociales con la finalidad de promover y garantizar la igualdad en la participación política. Como ya se expuso, se trata de una constitución muy repetitiva y el tema de la igualdad lo encontramos en el preámbulo, donde se declara que Brasil es un Estado democrático donde estos derechos son definidos como valores supremos de la sociedad, están por encima del resto. Así es que en el Preámbulo, con expresiones como fraternidad- entendida como igualdad- y solidaridad, que refuerza este concepto pues implica la responsabilidad o preocupación por el bien ajeno se, es un simple ejemplo de cómo está “hinchada”.Cada persona es igual en su esencia a cualquier otra, de aquí se define como un derecho en el art. 5 y como un valor, en el preámbulo, la igualdad. Este es un simple ejemplo, con el derecho a la igualdad ante la ley de la repetitividad y sobrecarga y protección que ha influenciado y generado los antecedentes políticos y sociales del país. Aún así no podemos hablar de que en la práctica se aplique la defensa de estos valores y derechos en la sociedad por parte del Poder Judiciario a todos.

Otro aspecto que podemos destacar, y que también refleja el contexto histórico del nacimiento y promulgación de la CF, son las enmiendas constitucionales. Consiste en el proceso por el cual una Constitución debe ser modificada por partes, garantizando así su integridad. Así, ella misma recoge los pasos a seguir para poder alterar algún aspecto, se realiza de acuerdo con los trámites legales estipulados. Por tanto, una enmienda es un mecanismo que se usa para cambiar o modificar la constitución de un estado, cuyo objetivo es revisar, substituir o adicionar algunos artículos pero sin tocar su estructura ni los principios fundamentales.

Este proceso esta recogido en el Título I (Cap.I, sección VIII, subsecciónII) art. 60, en él nos explican los aspectos que no pueden ser objeto de una enmienda como: la estructura federativa del Estado, el voto directo, secreto, universal y periódico, la separación de poderes y los derechos y garantías individuales. A su vez especifican que solo se podrá alterar apenas un parágrafo, un tema o un tópico.

Este proceso de enmendar el texto constitucional comienza con la presentación de un Proyecto de Enmienda Constitucional (PEC) por parte de un único parlamentario o por un grupo, una vez que la PEC llega o se crea en la Cámara de los Diputados se dirigirá primeramente a la Comisión de la Constitución y de Justicia (CCJ). Si esta comisión no identifica irregularidades en el proyecto de enmienda, será nuevamente analizada por una Comisión Especial (CE). Si es aprobada por estas do comisiones, tanto la CCJ como la CE, se llevará a votación, en primer lugar por parte de los diputados, y seguidamente se repetirá en el Senado. Una vez allí la analizará la Comisión de Justicia y Ciudadanía para votarla. Si nuevamente es aprobada con la mayoría de los votos necesarios,este proyecto de enmienda se convertirá en una ley que formará parte del texto de la Constitución.

La aprobación de una posible modificación de la carta, corre a cargo de la Cámara de los Diputados y del Senado Federal pues dependerá de la obtención de tres quintos de los votos emitidos en dos turnos de votación en cada una de las casa, es decir, necesita de 308 votos en la Cámara y 49 en el Senado. En caso contrario, la propuesta se archivará y esa materia sobre la que versa no podrá ser objeto de una nueva enmienda en la misma sesión legislativa. Como podemos observar, este proceso está mas “protegido” que en el caso español.

La última enmienda entrada en vigor en la Constitución Federal Brasileña, ha sido la enmienda n.º 72, del 2 de Abril del 2013 que altera la redacción del parágrafo único del articulo 7 para establecer la igualdad de los derechos del trabajador entre los trabajadores domésticos y los demás trabajadores urbanos y rurales.

En definitiva, se trata de una Constitución que, al crearse después de veinte años de dictadura militar, se vio sobrecargada por el entusiasmo de intentar integrar todos los derechos individuales y sociales para defenderlos y garantizarlos. Al igual que la inclusión de temas atípicos de este tipo de leyes supremas, con esto podemos detectar el miedo o el temor de que se produjera un retraso, y no un avanzo, en la concepción del Estado Democrático Brasileño.

Daniela Alves Figueiredo

Derecho Constitucional- GPP

EACH- USP

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s