Compromisos para liderar sociedades del presente

ApS- QTeam #SISEPUEDE en tiempos de coronavirus

Anuncios

¡Ha sido agotador … pero #sisepuede!

Y me refiero, claro, al desarrollo de un proyecto de innovación educativa basado en la metodología del Aprendizaje-Servicio.

El alumnado de la materia de “Gestión Pública y Organización de los Servicios Públicos”, que tutorizo en el Grado en Dirección y Gestión Pública, de la Universidade de Vigo, así me lo ha demostrado.

Porque me lo ha mostrado y demostrado, ya que una cosa es el diseño de un proyecto (“verba volant”), y otra la implementación de un proceso que “es más que una clase y menos que una actividad de consultoría” 😉

No quiero dejar atrás la necesaria complicidad y acompañamiento constante de nuestro “socio” en la parte del “servicio”. Y es que el Vicerrector del Campus de Pontevedra, Jorge Soto, ha estado siempre ahí, pendiente y orientando el análisis y el aprendizaje de competencias de la materia (eso fue cosa mía), hacia un espacio de institucional y de gestión pública enormemente desconocido entre el alumnado de un Campus: los servicios académicos y administrativos desconcentrados que prestan las Universidades en sus diferentes espacios territoriales.

Y “en tiempos de coronavirus”, la clave ha radicado en el compromiso y la confianza, más que en el diseño formal de un proyecto cooperativo en el aula, en este caso de una Universidad pública y presencial.

Este último detalle es de extrema relevancia, ya que las actividades de ApS están pensadas para entorno educativos síncronos y presenciales … al menos así fue diseñado nuestro proyecto, y así fue aprobado por el Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Internacionalización y Cooperación de la Universidade de Vigo en el año 2019.

Aunque el “Estado de Alarma”, el fin de las clases presenciales y el confinamiento (todo ello junto), puedo dar al traste con todo el diseño y el trabajo inicial que habíamos comenzado a desarrollar desde principios del cuatrimestre … la excepcionalidad no pudo con NOSOTROS.

Un “NOSOTROS” con mayúsculas, profesor-alumnado, en una comunión difícil de conseguir, pero alcanzada finalmente.

Un “NOSOTROS” que consiguió desarrollar una “comunidad de prácticas”, esencial para conseguir continuar con el trabajo presencial, ya en una dimensión virtual (síncrona y asíncrona), facilitada por el enorme trabajo institucional y tecnológico que la Universidade de Vigo ha desarrollado a lo largo de estos dos meses de “anormal normalidad”.

Sin embargo, e insisto, la clave no ha estado en las TIC, los soportes de docencia virtual, las redes sociales o los “whatsapps” … sino en la dimensión humana del proyecto. En el “NOSOTROS” como una parte de la institución y como parte de la comunidad de alumnado del Campus de Pontevedra.

Y el confinamiento fue vencido, y el “gap” tecnológico también, y las resistencias metodológicas y pedagógicas aún más.

Hemos sido (han sido), resilientes social y académicamente hablando.

El alumnado del Grado en Dirección y Gestión Pública ha demostrado que es capaz de sobreponerse a una tragedia de dimensiones épicas, y continuar respondiendo a los retos académicos, con respeto, compañerismo y mucho ética pública e institucional, ¡qué más podemos pedir desde la Universidade de Vigo!

El proyecto, que hemos denominado ApS-QTeam, y que ya ha sido enviado para su evaluación a nuestro “socio” (Vicerrector del Campus de Pontevedra) y la unidad responsable de los proyectos de innovación docente (Vicerrectora de Responsabilidad Social), ya no es nuestro. Es parte de la Universidade de Vigo y del Campus de Pontevedra.

A lo largo de estas semanas el proyecto fue pensado para desarrollar una estrategia de investigación-acción, donde el aprendizaje fuera complementado con el servicio, y así fue resuelto hasta que, con el apoyo y comprensión de nuestro “socio”, decidimos reorientar el servicio y reforzar el aprendizaje.

¡Poca broma!

Y sin embargo #sisepudo, desarrollando competencias de la materia, a partir de

  1. el diseño de la investigación y el trabajo de campo,
  2. la participación en actividades del Campus de Pontevedra para conocer algunos de sus servicios (Green Campus y Voluntariado de Agenda 2030-ODS),
  3. el análisis de los servicios académicos (centros y titulaciones), así como los administrativos del Campus de Pontevedra,
  4. el diseño de una encuesta virtual para conseguir información sobre el grado de conocimiento del alumnado sobre los servicios que la UVIGO presta en el Campus de Pontevedra,
  5. además del diseño de una estrategia de redes sociales, centradas en dos cuentas del proyecto ApS-QTeam en Twitter e Instagram, con el objetivo de que el alumnado del Campus tuviera acceso a información sobre algunas actividades y servicios de la UVIGO en Pontevedra, además de ser el medio a través del cual difundir la encuesta anteriormente mencionada.

Nos quedaron mucho retos en el camino, como

  1. la creación de una “comunidad de prácticas” ampliada, de la que forme parte todo el alumnado del Campus de Pontevedra,
  2. e incluso la generación de un “espacio de sociabilidad autogestionado, en el ámbito de la cultura de servicios públicos de calidad y socialmente responsables (como “bienes comunes” que son).

Pero nos quedamos con lo bueno, con lo positivo, y el enorme esfuerzo desarrollado en común.

Y como el alumnado de la materia participante en el proyecto ApS-QTeam confirma en las conclusiones de su informe final:

Ni más, ni menos. Y con eso me quedo.

Un sobresaliente en la materia y una matrícula de honor en el proyecto, que más que una actividad complementaria de aula (ApS), convirtieron en una parte de sus vidas académicas en tiempos complicados de coronavirus.

 

 

Anuncios

Anuncios