Archivo de la categoría: #ObservatorioGobernanzaG3

15M, hoy no es un día cualquiera en la campaña electoral del 24M (15-V-2015)

Sin duda hoy, 15 de mayo no es un día cualquiera. En el fondo, ninguno lo es.

Pero más allá de la fecha, el #15M es la efeméride que tenemos que celebrar como si de un 4 de julio norteamericano se tratara, porque hablamos de un hecho histórico que ha tenido consecuencias sociales, políticas y económicas (también administrativas) a lo largo y ancho del mundo mundial.

Por que, ¿dónde estabas tú el 15 de mayo de 2011?. Yo no me acuerdo, como cuando cayeron las Torres Gemelas en Nueva York el 11 de septiembre de 2011… y sin embargo no me importa no recordar donde estuve, si no sólo lo que sentía.

Como ciudadano se me abrió el corazón, y se me llenaron los pulmones, se aceleró mi pulso, y no sé si incluso tuve alguna erección.

En todo caso, era la primera vez que los que nunca antes fueron representados por las élites sociales, políticas y económicas (también las culturales) de este país, decidieron inscribir su propia fecha en la historia de España (como los chinos en Tiananmen 😉 ).

Y lo hicieron de forma pacífica, en común, abierta y transparente.

Duró lo que duró, pero más allá de la ocupación de Sol, perduró en la conciencia de la ciudadanía que algo más y mejor era posible, más allá de la oficialidad, del “establishment”, del orden establecido, de la normalidad, de lo políticamente correcto.

De aquellas experiencias hemos llegado a este nuevo escenario de cambio sociopolítico y administrativo, que ya pudimos constatar en las elecciones autonómicas de 2012 en Galicia y Catalunya, y que en la primera representó el fin del #tripartidismo (https://www.academia.edu/5235919/Elecci%C3%B3ns_ao_Parlamento_de_Galicia_do_21_de_Outubro_de_2012_A_fin_do_tripartidismo_Andavira_2013_).

Lo que tenemos entre manos en el años 2015, tras la experiencia de que el turnismo, la alternacia político-administrativa PP-PSOE sólo favorece a unos pocos, ese 1% de Stiglitz o Piketty que todo lo tiene, mientras que el resto (¿clases medias, precariado y proletariado?), todo el resto, el 99%, ¿se tienen que conformar con?.

En cuatro años, del 2011 al 2015 hemos pasado de la indignación a la acción, al compromiso común, que es más que lo público y lo colectivo juntos. Porque el 15M nos ha ayudado a comprender que la indignación sin acción, no conduce más que a la frustración; nos ha ayudado a construir una nueva pedagogía política, donde la movilización no está dirigida, los escraches son pacíficos, las reclamaciones son virales, y las votaciones sobre cuestiones más o menos importantes las puede solicitar cada persona interesadas. Porque el 15M ha consolidado una nueva acción colectiva, y sus herederos una nueva acción política y entre todos están ayudando a construir una sociedad diferente, con, sin duda, mejores ciudadanos/as.

Como politólogo estoy orgulloso de poder participar de un cambio similar al de 1978, donde no se recambiaron partidos, si no que se transformaron algunas estructuras de poder; ¿todas?, ¡¡no!!.

Como politólogo, estoy encantado de poder participar en debates, hacer política en las aulas, en la calle, en los medios y en las redes sociales… ya no sólo en los partidos políticos.

Para eso, y algo más, deben servir los partidos que han irrumpido en el panorama del sistema político español, que tienen la obligación de introducir nuevos contenidos, estilos y narrativa a la política actual, más que hablar de generaciones.

En las próximas elecciones locales del 24 de mayo, veremos el primer gran cambio subestatal, sobre todo local (en menor medida autonómico), que como siempre, en nuestro sistema político avanza la tendencia de cambio de las elecciones generales de otoño de 2015 (ya fue así en la II República, y en la Transición de 1978).

Tras el triunfo de las mareas, ganemos, ahorapodemos, guanyem, somos, son, riadas, compromisos, en común, etcétera, etcétera, debe consolidarse política y administrativamente la gran transformación, que no puede consistir en un “quítate tú para ponerme yo”, ni en “cambiarlo todo para que todo siga igual”. Primero porque los casos de “sorpasso” electoral van a ser escasos, significativos, pero escasos. Segundo porque con que un sólo concejal o concejala de alguna de estas agrupaciones de electores o partidos llegue al pleno de un Ayuntamiento, los ciudadanos ya nos podemos sentir representados… otra cosa serán las diputaciones, auténticos bastiones del poder bipartidista que aún tardará en cambiar un par de generaciones más.

Mapa 15M y más allá, 2015

Después vendrá la dirección y la gestión pública, la organización de la participación ciudadana institucionalizada y no institucionalizada, de abajo a arriba, transversal, abierta y basada en planteamientos críticos, disruptivos y comunes.

Después llegará también la política de pactos para conseguir una buena gobernanza, necesaria porque no sólo de legitimidad institucional vive el ciudadano, si no también de legitimidad por rendimientos.

Después tiene que llegar la sostenibilidad de la propuesta en común, la consolidación de una opción local en clave local y autonómica, para poder cambiar el estilo y las políticas de un país que ha perdido el rumbo social.

Por supuesto, y más importante, después tiene que continuar “la política no convencional”, en las plazas físicas y virtuales, debatiendo, deliberando, quejándose, exponiendo, reclamando, ayudando… y lo hará hasta que tengan hijos y nietos los jóvenes de esta generación que dentro de unos días va a votar por primera o segunda vez.

Pero eso es otra historia, que los politólogos escribiremos, como los historiadores, cuando tengamos datos. Para todo lo demás, os dejo el resto de la campaña electoral con comunicólogos, opinólogos y tertulianos varios.

20150515_101836

¡Salud 15M!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo #ObservatorioGobernanzaG3

Presentación de #YoSoyGrado en @GraoDXP (#PublicLab, 13-V-2014)

Todo lo que sube, baja. Todo lo que comienza, termina. Supongo que ambos son principios físicos y psicológicos que tenemos que interiorizar.

Y esto es lo que ocurre con la materia de #GestionPublica & #ServiciosPublico de nuestro (porque es algo colectivo) @GraoDXP.

Y el final, no es nada más que la expresión de un proceso, que para algun@s habrá sido divertido, para otros aburrido… aunque seguro que para tod@s ¡INTENSO!, yo me incluyo ;).

Equipo YoSoyGrado trabajando, 2014

Lo del aprendizaje es ya otra cosa, va por barrios. En mi caso particular el aprendizaje no está vinculado sólo a las competencias que tenéis que adquirir según la “guía docente”; está relacionado con la actitud que mantenéis ante los retos que se plantean en cada materia, en cómo los asumís, los compartís y los resolvéis en grupo.

Si echamos la vista atrás al inicio de este largo cuatrimestre, muchas son las actividades que hemos realizado, tanto de forma individual como en grupo; presenciales y virtuales. Habéis trabajado mucho y, en la mayor parte de los casos, muy bien.

Vaya por delante mi felicitación sincera.

De aquí en adelante queda el reto de la evaluación de vuestro desempeño (no tanto el “output” como el “outcome” ;)), que hoy veremos parcialmente representado en la presentación de #YoSoyGrado.

Logo YoSoyGrado, 2014

Logo YoSoyGrado, 2014.2

Para mí #YoSoyGrado es algo más que un ejercicio en el aula, o una experiencia pedagógica; tiene que ver con la posibilidad (o no) de convertirnos en co-productores del @GraoDXP en el futuro más inmediato. Mi propuesta de aquí en adelante esta resumida en una presentación colgada en SlideShare.

Hoy, día 13 de mayo (martes…), podremos compartir y valorar vuestra propuesta de #YoSoyGrado.

A partir de esta misma semana, veremos que da de sí #YoSoyGrado + @GraoDXP + Asociación de Antiguos Alumnos del Grado en Dirección y Gestión Pública.

El próximo jueves 15-V-2014, os convocaré a una sesión individual y obligatoria de tutoría (despacho 223, de 16 a 20 horas), para que podamos revisar brevemente vuestra participación en el curso y la materia, y de allí … ¡hasta donde os apetezca continuar!

 

Deja un comentario

Archivado bajo #ObservatorioGobernanzaG3

¿Evaluación o “Evaluabilidad”? las nuevas #3Es de los servicios públicos (13-I-2014)

Es la primera vez que escribo un post para centrar un tema del @MasterDPyLI @UVIGO , pero creo que la ocasión lo merece.

Porque hablar de evaluación pública es algo más que abordar una perspectiva teórica, analizar un problema puntual en una organización pública, trabajar sus contenidos como si fueran objeto de “modas del management” (Fernández, 2007), o debatir sobre su oportunidad en países de democráticos o no, de hace 50 años o de nuestros días (Ballart, 1993 y 1996).

20140112_111710

Hablar de evaluación en las organizaciones públicas, supone dar valor al elemento más puro de una institución que debe velar por el bien común, por el interés general, que debe corregir desequilibrios sociales y mejorar la cohesión social y territoral.

Hablar de evaluación pública es hacer de las “3Es” de la Nueva Gestión Pública (Economía, Eficacia y Eficiencia) y de las “3Es” de la Gobernanza (Equidad, Efectividad y Evaluabilidad).

Porque sin la equidad es difícil acabar de ver la realidad de un proceso, de un “input-output”, sus impactos reales (“outcomes”), su incidencia en la corrección de los desequilibrios anteriormente mencionados. No hay buena evaluación si un servicio, producto o política no logra mejorar este escenario perverso de inequidad, que se confirma como uno de los retos públicos de nuestro tiempo.

Porque sin efectividad, nuevamente impactos, tampoco es posible descubrir quiénes son los beneficiarios del servicio público y quienes se han quedado fuera de él,. Podremos averiguar cómo funciona, mejorarlo, ser más productivos, pero difícilmente vamos a lograr que la ciudadanía en su conjunto vea rendimientos en esta política, consiga hacerla suya aunque no sea una usuaria directa de la misma.

Porque sin evaluabilidad, quedamos en manos de los tecnócratas, de los expertos, de la técnica, alejando a la ciudadanía, a los ciudadanos individuales que siente que una parte de la evaluación (o el conjunto de ella), no es más que otro mecanismo de gestión ajeno a su realidad cotidiana.

Cualquiera de estos elementos que conforman la nueva tríada de las políticas y los servicios públicos (#3Es), sirven para mejorar un proceso, pero, fundamentalmente, para relegitimar la acción pública, para incorporar a los ciudadanos a práctica dialógicas que mejorar el aprendizaje de los servicios públicos y que permitirán, en un futuro por escribir, que algunos de estos servicios ya no sean ni públicos, ni privados, si no solamente entre particulares.

Por esta razón plantea la pregunta de si evaluación o evaluabilidad. Porque, como ha sido norma en estas dos últimas décadas, en España nos hemos centrado en lo más fácil, los “mantras” de la NGP: “lo que no se mide no tiene valor”, desarrollando para ello técnicas de evaluación más o menos complejas que permitieran al técnico, al experto y al político, “cocinar” el método para que diera un resultado esperado. Sin embargo la evaluabilidad implica una mayor madurez, diseño de estratega, amplitud de actores y búsqueda de consensos; algo que hemos podido comprobar en el tema 1 de la materia (Ballart y  Wholey) y que confirmaremos para la realidad española en el tema 2 (Wholey y Merino).

AEVAL

Podemos decir así que el diseño e institucionalización de la evaluación de políticas y programas públicos ayuda a transitar de el fin (una evaluación en sí misma) al medio (una proceso que ayude a mejorar un servicio y relegitimar el conjunto de lo público)… y la evaluación y el modelo escogido para ello resultan piezas claves. La función evaluadora en el caso de España, así como la Agencia de Evaluación y Calidad (AEVAL) creada al efecto han supuesto un punto de inflexión en nuestra cultura político-administrativa.

Sobre los temas instrumentales: encuestas, análisis de percepción y opinión de servicios públicos, etcétera, podremos continuar trabajando porque existe ya una amplia literatura científica en España (Carrillo y Tamayo), también una práctica generalizada y modelos de evaluación del rendimiento, del desempeño, de autoevaluación (EFQM y EVAM)… resta la universalización de la evaluación como proceso vinculado a la rendición de cuentas, a la mejora de la transparencia pública y a los viejos-nuevos sistemas de acceso a la información y de “Open Government”.

La sociedad española tiene lo más fácil, queda, por tanto, lo más complicado. Y sin su participación directa, su implicación comprometida, no será más que un nuevo avance de la Nueva Gestión Pública; una nueva batalla perdida de la Gobernanza.

Por eso, yo me quedo con #3Es, ¿y vosotr@s?

Deja un comentario

Archivado bajo #ObservatorioGobernanzaG3

“Spanish Revolution?” & #CienciaAdministracion “¿Cuál es la relación entre los movimientos sociopolíticos y las administraciones públicas?” (12-XI-2013)

De la mano del Área de Ciencia Política y de la Administración-Observatorio de Gobernanza G3, y en colaboración con el Decanato de la Facultade de Ciencias Sociais e da Comunicación (UVIGO), hemos diseñado una actividad que esperamos sea de utilidad para comprender el, a veces, incomprensible mundo, de los movimientos sociales.

Cartel Seminario, Spanish Revolution, G3

Spanish revolution? en la Universidade de Vigo from DOCMA. Asoc. Cine Documental on Vimeo.

Para ello, animamos a una asociación audiovisual sin ánimo de lucro, DOCMA, para que trajeran a nuestras aulas del @GradoDXP y del @MásterDPyLI de @UVIGO una programación de 6 cortometrajes (LISTA CORTOS Spanish revolution_), en los que diversos autores recrean y narran de forma particular y crítica el fenómeno de los movimientos sociales iniciados en la Plaza Mayor en la primavera (15-M) del año 2011.

El título de este programa audiovisual es bastante significativo “Spanish Revolution?” (fijaos si no en la “?” final), y la justificación de los propios autores, claramente relevante:

“Una selección de cortometrajes que hablan directa o indirectamente de estos movimientos, de las causas que los han originado y

de su presente y continuidad desde la perspectiva de algunos de los directores más destacados del cine independiente nacional.”

Por todas estas razones, y porque desde el Área de Ciencia Política y de la Administración-Observatorio de Gobernanza G3, nos gusta más plantear preguntas que buscar respuestas… no esperéis una visión complaciente y contemplativa sobre el fenómenos del 15M… otros y otras hay que ya lo hacen, y bien. Por cierto, para que no penséis que no traemos lo mejor a Pontevedra, este ciclo acaba de ser programado en un ciclo de cine español en Nueva York, con enorme de éxito, ¡de Nueva York a Pontevedra! 😉

Tras esta INTRO, os preguntareis con razón, ¿qué relación tiene esta programación audiovisual con nuestra #CienciaAdministracion?. Como ya me conocéis… ¿fácil no?

Un planteamiento lógico básico nos dice

A) que la Ciencia Política estudia aquel ámbito de lo social donde se mueve el poder político (actores políticos) +

B) a su vez, la #CienciaAdministracion, es aquella subrama de la Ciencia Política que estudia los fenómenos administrativos públicos (organización, recursos humanos…).

ERGO A+B = la sociedad organizada (movimientos sociales) está íntimamente relacionada con la organización político-administrativa, sus estructuras de poder (Ministerios, Consellerías, Concejalías), la gestión de los puestos de trabajo y la organización de los recursos humanos (organigramas, funciones, tareas).

En la teoría política, administrativa y social (Ciencia Política, Ciencia Administración, Sociología), hay toda una serie de teorías y estudios sobre qué es la acción colectiva, por qué y cuándo surgen los movimientos sociales, qué son los nuevos movimientos sociales, qué es lo que ocurre ahora con estos nuevos-viejos movimientos sociales y la política, cómo afecta internet a las relaciones entre la Política, la Sociedad (organizada o no) y las Administraciones Públicas.

Autores “globales” “antiguos” y “modernos” como Olson, Inglehart, Arendt, Offe, Berger, Brand, Castells, Requena, Tarrow o Cotarelo… (tan sólo por citar unos pocos 😉 ) se han ocupado de la acción colectiva, valores materialistas y postmaterialistas, “viejos” y “nuevos” movimientos sociales, ciberpolítica (ciberactivismo, hacktivismo, slactivismo) y un largo etcétera de temas asociados a aquello que algunos llaman, despectivamente, “los perroflautas” (¡qué tristeza la de una comunidad sociopolítica que no valora a sus ciudadanos, por pocos y diferentes que sean!) y que tienen representación en “marcas” como 15M, Spanish Revolution, DRY… que, en todo caso, representan a la “alteralidad” sociopolítica (y de ello, apenas se han dado cuenta los partidos políticos tradicionales 😦 ); sobre esto tendremos más INFO las próximas semanas.

En mi caso, y como un “viejo” licenciado en Ciencias Políticas y Sociología que soy, me permití abordar este gran tema de trabajo hace más de una década (qué viejo soy!) en la Revista “Actualidad Administrativa” (“El Tercer Sector: una visión de las asociaciones en España y Galicia (I y II), 1998)

Esto es en definitiva de lo que nos van a contar, en “Spanish Revolution?”… la tarea que nos queda a los científicos sociales y al alumnado de un @GraoDXP y un @MasterDPyLI, es, además de tener su opinión personal, construir sus razonamientos científicos sobre el problema de la acción colectiva y los movimientos sociopolítico-administrativos en un momento de crisis como el actual.

Si no, ¿para qué servimos?

Por todo ello, una parte de la tarea de esta sesión de #CienciaAdministracion debe contar con vuestra colaboración activa (escucha y pensamiento activo), para lo cual deberéis:

1. Durante la proyección de cada uno de los 6 cortos de “SpanishRevolution?”, enviar un WhatsApp o un Tweet (>140 caracteres) con la respuesta a la pregunta: ¿qué relación tiene el corto #1, #2, #3… con la #CienciaAdministracion?

2. Pensar en una pregunta “original” que le podáis hacer al responsable de DOCMA, y director de uno de los cortos, sobre ¿por qué hizo lo que hizo?, ¿qué quería contar en su corto?

Buena tarde y ¡buen debate!

Deja un comentario

Archivado bajo #ObservatorioGobernanzaG3